logo SGNETWORK
imagen de SGnetwork
ir a segurosir a telecomunicacionesir a seguridadir a exportaciónir a contacta

LOS SEGUROS UNIT-LINKED.


El atractivo de los unit-linked sigue siendo notable, sobre todo para aquellos ahorradores que invierten con vistas al largo plazo y con el objetivo de realizar una rotación dinámica de sus inversiones. De este modo, estos productos resultan adecuados para personas con perfiles de inversión capaces de asumir riesgos y de plantearse una inversión a largo plazo.

En la actualidad, son las entidades de banca privada las que están realizando una promoción muy activa de estos productos, utilizando el seguro de vida como vehículo para crear una estructura de inversión referenciada a depósitos, acciones, índices, fondos de inversión, etc.


Concepto.

Los unit-linked nacen en el Reino Unido con el objetivo de combinar dos productos en uno, partiendo de la complementariedad de ambos: una cartera de fondos de inversión y un seguro de vida. De este modo, nace con la vocación de convertirse en un producto “dos en uno». En España, se comercializan desde hace bastantes años, aunque de forma generalizada sólo desde finales de la pasada década.

Unit-linked es una expresión que procede del inglés y significa unidades de cuenta ligadas. En realidad, es un seguro de vida ahorro, que invierte las primas aportadas en diversos activos, generalmente fondos de inversión. El cliente dispone de un abanico cerrado de inversiones posibles, diferentes en cada entidad Aseguradora. Estas inversiones suelen ser o bien fondos de inversión o bien cestas de activos en los que la Aseguradora combina en sí diversas inversiones. Estas cestas de activos pueden estar presididas por alguna característica concreta, como por ejemplo la réplica de un índice o de varias acciones.

En cualquier caso, el cliente es el que decide: es él quien distribuye la prima que aporta entre todas las alternativas que le ofrecen y cuando esa prima ya es ahorro acumulado, la puede cambiar de sitio. El ahorrador, a lo largo del tiempo y dentro del mismo producto, puede ir adaptando su estrategia inversora a los diferentes momentos de los mercados.

El inversor puede cambiar la distribución de sus activos tantas veces como lo desee. Además, la distribución de activos se puede realizar de acuerdo con el perfil del cliente: conservador, equilibrado, agresivo.... teniendo en cuenta, por tanto, cuál es su capacidad de asumir riesgos en las inversiones financieras.

Como contrapartida a esta libertad de decisión del Tomador, los unit-linked tienen una característica que les diferencia notablemente del resto de seguros de vida ahorro: el Asegurado es quien asume el riesgo de la inversión, no la compañía. Por lo tanto, estos seguros no garantizan rentabilidad alguna.

Una de sus grandes ventajas radica en que el Tomador no tiene que tributar por las plusvalías generadas en los cambios de un fondo o cesta a otro. Esto es así porque quien jurídicamente compra y vende las participaciones es la entidad Aseguradora y no el propio titular del seguro. No obstante sí que es el Tomador quien indica el momento y el activo al que quiere trasladar su inversión.


Coberturas.

Los unit-linked están pensados, principalmente, para ahorrar de cara al largo plazo, que es cuando su fiscalidad resulta más atractiva.
De hecho, dado que su estructura es un seguro, y la póliza cubrirá contingencias sobre la vida, el cálculo de prestaciones y primas por parte de la Aseguradora estará ligado a técnicas actuariales (a la probabilidad de que dichas contingencias se produzcan en determinados momentos de la vida de la persona asegurada). En los seguros unit-linked, una parte de la prima sirve para financiar el seguro de vida riesgo, mientras que el resto se destina directamente, como hemos comentado, a la adquisición de activos de inversión (en la mayoría de las ocasiones, fondos de inversión).


Liquidez.

Una de las características más destacadas de los unit-linked es su liquidez, ya que ofrecen la posibilidad de recuperar o rescatar el ahorro acumulado. Los seguros unit-linked son líquidos, ya que permiten desinvertir y materializar plusvalías o minusvalías en cualquier momento. No obstante, en algunos casos, las entidades aplican comisiones por rescate, sobre todo en el caso de unit-linked ligados a estructuras garantizadas, de moda desde hace unos años, para hacer frente a los costes de desinversión. En otros casos, los inversores en unit-linked pueden recuperar su inversión a partir del primer año sin penalizaciones por rescate. Incluso existen seguros de este tipo que permiten el rescate desde el primer momento, sin penalizaciones.


Rentabilidad.

Como hemos comentado anteriormente, los “unit-linked son el único seguro de vida ahorro que no ofrece rentabilidad garantizada. Es el Tomador quien asume el riesgo financiero de las inversiones. De este modo, el interés que obtiene el inversor por los ahorros depositados en el unit-linked dependerá de la evolución de los activos en los que haya decidido invertir. Esta es, como hemos señalado, la diferencia más importante con el resto de seguros de vida ahorro, en los que se produce una garantía de tipo de interés asociada al contrato.

Hoy día, las entidades Aseguradoras están ampliando las estrategias de inversión de los unit-linked y ya ofrecen productos de este tipo que no sólo invierten en fondos, sino también en índices o acciones. Los que invierten en índices se denominan, técnicamente, index-linked.

De forma general, el inversor español tiene un perfil conservador, por lo que la mayoría de los ahorros invertidos en unit-linked se encuentran depositados en categorías de fondos conservadoras, como fondos de dinero o de renta fija. Sus rentabilidades en los últimos años han estado levemente por encima del 1 por ciento.

La pérdida de exclusividad que han experimentado los unit-linked desde que, en 2003, fue reformada la normativa reguladora del IRPF (que eliminó el peaje fiscal por traspaso entre fondos de inversión) obligó a replantearse las estrategias de inversión con este tipo de productos. Hasta la reforma de la Ley de IRPF de 2006, invertir en un unit-linked resultaba atractivo, principalmente, si se planteaba como una inversión a largo plazo, ya que la fiscalidad aplicable a partir del quinto año de antigüedad de las pólizas era imbatible respecto de otros productos financieros de ahorro (depósitos bancarios, fondos de inversión, etc).

Email. info@sgnetwork.es | ©2012 |