logo SGNETWORK
imagen de SGnetwork
ir a segurosir a telecomunicacionesir a seguridadir a exportaciónir a contacta

LOS SEGUROS DE VIDA-AHORRO.


En este tema vamos a ver los siguientes apartados:




El riesgo cubierto en estos seguros para caso de vida, es la posibilidad de que el Asegurado sobreviva a una determinada fecha o plazo estipulado en el contrato.

Estas modalidades se califican como de "puro ahorro", puesto que la totalidad de las primas se destinan a constituir el capital o renta a percibir transcurrido el plazo convenido.

La selección en estos riesgos resulta innecesaria, pues el propio candidato realiza su autoselección, y sólo contratarán estos seguros aquellas personas que se encuentren en unas condiciones de salud que les permitan llegar vivos al vencimiento de la póliza.

Las modalidades básicas de este tipo de operaciones son, entre otras:
  • Seguros de capital diferido
  • Seguros de rentas diferidas
  • Seguros de rentas inmediatas.

De una forma genérica se puede decir que los seguros de vida-ahorro responden a la necesidad de las personas de mantener su poder adquisitivo o nivel de vida. Ya que puede verse afectado tanto por una disminución de ingresos, por ejemplo derivada de la jubilación, como por un aumento de gastos derivados de una enfermedad, o por la pérdida de valor del ahorro acumulado si no se obtiene de él una rentabilidad adecuada.

La demanda de este tipo de seguros se amplía dada la mayor importancia que otorgan las familias al hecho de ahorrar a largo plazo. Además de como instrumento de ahorro, los seguros se convierten en un vehículo fiscal que puede reportar algunos beneficios.

De este modo, antes de elegir un seguro de vida- ahorro habrá que tener en cuenta aspectos como: El plazo para el que se quiere ahorrar; las condiciones económicas personales y familiares; la posibilidad de que el poder adquisitivo aumente o disminuya en un futuro.

De forma general, los seguros de vida ahorro suelen cubrir riesgos con altas probabilidades de que ocurran: Por ejemplo, es muy probable que una persona alcance la mayoría de edad y pueda beneficiarse de un seguro para cubrir sus estudios universitarios e incluso, hoy día, también es muy probable que un individuo sobreviva a los 65 años y cobre su seguro de jubilación.

En este tipo de seguros, denominados también de supervivencia, el concepto principal es el de ahorro. Su esencia es la de acumular a lo largo del tiempo una determinada cantidad de ahorro, que podrá disfrutar el Beneficiario en el momento previsto (la jubilación, por ejemplo). Simplemente hay que valorar qué es lo que se desea obtener el día de mañana para valorar cuál es el ahorro que hay que ir depositando en el seguro.


Conceptos básicos.

Como en todos los seguros, en el ramo de vida hay que tener en cuenta una serie de requisitos técnicos y materiales para poder comprender el funcionamiento del producto. Algunos de esos conceptos Básicos son los siguientes:

  • Ahorro: es el dinero que no gastamos y que guardamos como previsión para cubrir eventuales necesidades futuras. Técnicamente, el ahorro puede definirse como la consolidación de un patrimonio en el largo plazo, como provisión para contingencias futuras como la jubilación, el paro, la propia muerte, gastos derivados de la educación de los hijos, etc.

  • Inversión: decisión por la cual una persona destina el capital que no emplea en consumir para obtener de él una rentabilidad.

  • Riesgo: es el evento de acaecimiento incierto y susceptible de acarrear un perjuicio económico. Hay que evitar confundir riesgo con peligro, confusión habitual en el lenguaje común. El peligro es la posibilidad inminente de que suceda algún mal, y el riesgo posee una mayor incertidumbre de que el hecho pueda suceder o no. De hecho, los riesgos son asegurables, mientras que los peligros no lo son. Aunque el fallecimiento es un hecho cierto, su condición de riesgo nace de que no podemos saber cuándo se va a producir.

  • Prima: es la contraprestación económica o precio que tiene que abonar el Tomador a la entidad Aseguradora para que ésta asuma las consecuencias económicamente desfavorables de las eventualidades padecidas y cubiertas por la póliza de seguros. La prima correspondiente a cada tipo de riesgo se fija de antemano y de manera general, por la compañía Aseguradora, y es el único coste que soporta el Tomador tal y como veremos más adelante.

volver arriba


Coberturas de los seguros de vida-ahorro.

La cobertura que da un seguro de vida ahorro se corresponde con el compromiso aceptado por el Asegurador, quien se hará cargo hasta el límite estipulado, de las consecuencias económicas derivadas del imprevisto acaecido y cubierto.

De forma genérica, se puede decir que los seguros de vida ahorro cubren el riesgo de supervivencia y se comprometen a pagar una determinada prestación si el Asegurado está vivo en un determinado momento, previsto en el contrato.

Dada la variedad de seguros de vida ahorro existente en el mercado, las coberturas y formas que adoptan son variadas.

volver arriba


Elementos personales.

En todo contrato de seguro intervienen una serie de actores que hay que conocer:

  • La entidad Aseguradora: es quien asume el riesgo contractualmente pactado y garantiza las prestaciones que se fijan en la póliza concreta.

  • El Tomador del seguro: es la persona física o jurídica que, junto con la compañía, suscribe el contrato. Al Tomador le corresponden los derechos y las obligaciones que se derivan del contrato firmado (fundamentalmente el pago de la prima), excepto las que por su correspondan a otras personas que intervienen en el seguro, es decir, el Tomador del seguro es quien firma la póliza y adquiere con ello las obligaciones y derechos derivados del contrato.

  • El Asegurado: es la persona física sobre cuya vida o integridad corporal se establece el seguro. Cuando el Asegurado sea menor de edad, se necesitará, además, la autorización por escrito de sus representantes legales.

  • El Beneficiario: es la persona física o jurídica a quien corresponde percibir las prestaciones aseguradas por el contrato de seguro. El Tomador podrá designar los Beneficiarios, o modificar su designación, en cualquier momento durante la vigencia del contrato y sin necesidad del consentimiento de la compañía Aseguradora


Si en el momento en que se produzca el siniestro no se han designado los Beneficiarios ni se han dejado expresas las reglas para su determinación, las prestaciones que deberá satisfacer la compañía se integrarán en el patrimonio del Tomador o, en su caso, del Asegurado.

Si la designación del Beneficiario se efectúa a favor del cónyuge, se considerará como tal el que tenga tal condición en el momento de fallecimiento del Asegurado, salvo separación legal, en cuyo caso se seguirá el orden preferente y excluyente establecido en las condiciones particulares del contrato.

volver arriba


Clasificación.

Las necesidades y la posibilidad de personalizar el seguro es tan amplia en la actualidad que los seguros de vida ahorro pueden diferenciarse, además de por su finalidad, por determinados aspectos como el capital Asegurado, la temporalidad, etc. Veamos ahora algunas de las principales tipologías de seguros que existen, en función de diversos aspectos:


En función de las prestaciones, se pueden distinguir dos tipos de seguros de vida ahorro:

  • Seguro de capital: es una modalidad de seguro de vida en el que la prestación asegurada es una suma que la entidad Aseguradora abonará en caso de producirse el evento objeto de su cobertura.

  • Seguro de renta: es una modalidad de seguro de vida por la que el Asegurador se compromete al vencimiento del contrato a entregar al Asegurado o a sus Beneficiarios una renta periódica, vitalicia o temporal, según se hubiese estipulado previamente.

      • Seguro de renta diferida: es una modalidad de seguro de vida por la que el Asegurador se compromete, al finalizar el plazo de diferimiento estipulado, a pagar al Asegurado mientras viva, una renta constante y periódica. Puede ser sin reembolso de primas (si el Asegurado fallece antes de empezar a cobrar la renta, el Asegurador retiene las primas satisfechas) o con reembolso de primas (en el que el Asegurador las devuelve a los Beneficiarios).

      • Seguro de renta vitalicia inmediata: el Asegurador, a cambio de una prima única, garantiza el pago inmediato de una renta constante a una o varias personas hasta su muerte, en cuyo caso cesa el pago. La renta vitalicia puede ser:


          • Constante: de la misma cuantía en cada vencimiento.


          • Variable: creciente o decreciente, según el paso del tiempo.


En función del número de Asegurados, los seguros de vida ahorro pueden clasificarse en las siguientes categorías:

  • Seguros de vida individual: Son aquellos seguros que sólo incluyen un Asegurado en cada contrato. Las coberturas, prestaciones y duración se establecen en función de las necesidades individuales del Asegurado o sus Beneficiarios. Los seguros individuales de ahorro suelen establecerse en función de las circunstancias particulares que pueda tener una persona, por ejemplo, para complementar las pensiones públicas, para forzarse a ahorrar de cara a una fecha futura. En la actualidad, constituyen una auténtica alternativa a los productos financieros de gestión del ahorro. Ofrecen una mayor seguridad y garantía, una rentabilidad asegurada y una liquidez adecuada.


  • Seguros colectivos o de grupo. Los seguros colectivos de vida se basan en los mismos principios que los seguros de vida-ahorro individuales, aunque existen algunas diferencias que conviene mencionar:


      • En los seguros colectivos, en una sola póliza se asegura a un determinado grupo de personas, con primas normalmente más reducidas que en las de los seguros individuales.

      • La unidad de selección es el grupo, no la vida individual de cada persona.

      • Las personas que formen el grupo asegurable deben tener un nexo en común, que permita considerarlas como parte integrante de un grupo homogéneo.

      • Frecuentemente, este tipo de seguro de vida está dirigido a las empresas o asociaciones para ofrecer a sus empleados o miembros una serie de coberturas o beneficios sociales a un coste reducido.
volver arriba


La Prima de seguro.

Uno de los elementos principales que definen el seguro de vida es la prima o cantidad anual que debe pagar su titular. Por el contrato de seguro se obtiene cobertura frente a un riesgo y quien lo suscribe se compromete a abonar por ello la correspondiente prima. Es lo que se conoce comúnmente como el coste o precio del seguro.

Todo seguro de vida implica el pago de unas primas determinadas a la entidad Aseguradora, que es quien se encarga de gestionarlas para obtener de ellas rentabilidad. Además, su compromiso principal es garantizar, en todo caso, el pago de la cantidad comprometida cuando la situación prevista se presente,

Desde el punto de vista jurídico, es el elemento real más importante del contrato del seguro. A grandes rasgos, este elemento es la aportación económica que tiene que desembolsar el Tomador a la entidad en cuestión en concepto de contraprestación, para poder recibir cobertura ante el riesgo determinado.

Cálculo de la Prima de seguro.

Tanto para el Asegurador como para su cliente es importante conocer los elementos que intervienen en el cálculo del precio del seguro de vida, explicitados en las denominadas bases técnicas. Para calcular el precio de todo seguro, deben existir unas bases estadísticas que, fundamentadas en una serie de estudios, permitan calcular la prima aplicable a cada riesgo, En el caso del seguro de vida, el precio estará en función de un principio técnico denominado tasa de riesgo.

Como es lógico, asegurar la vida de una persona de 70 años es más caro que asegurar a un joven de 25, dado que el riesgo a que fallezca el primero es bastante mayor que a que muera el segundo, en condiciones de salud normales.

El cálculo de la probabilidad de riesgo es fundamental en los seguros de riesgo. Pero eso no quiere decir que sólo exista en éstos. En un seguro de jubilación pagadero en forma de renta vitalicia, por ejemplo, es vital para el Asegurador calcular durante cuánto tiempo va a estar pagando esa renta y por tanto, necesita saber cuál es la esperanza media de vida de su Asegurado/Beneficiario.


Clasificación de las Primas.

Se pueden distinguir las primas según diversas clasificaciones, en función de si se pagan de una sola vez o de forma periódica, y si son o no constantes a lo largo de la vida del contrato.

  • Por la frecuencia de pago:

      • Prima única es la satisfecha en un solo pago, mediante el cual el Tomador se libera totalmente de la obligación de satisfacer nuevas cantidades, por este concepto, durante toda la duración del seguro. Es decir, anticipa en su totalidad las primas que debería hacer efectivas en los sucesivos períodos de vigencia del contrato.

      • Prima periódica es la que satisface periódicamente dentro de los plazos previstos para la duración del seguro. Normalmente es por años o por meses.


  • Por la cuantía:

      • Primas variables. En este caso, la prima de cada anualidad del seguro varía en función de la edad que va alcanzando el Asegurado, de acuerdo con la evolución de su tasa de mortalidad.

      • Primas constantes. En este caso, el cliente paga en los primeros años una prima superior a la que le corresponderá por su edad, pagando menos de la que le corresponderá cuando por el paso del tiempo el seguro se encarece.
volver arriba


Elementos materiales del contrato.

Contrato del seguro.

Es el documento en el que deben constar todas las condiciones, derechos y obligaciones a las que se someten tanto el Tomador como la entidad Aseguradora. Se sustenta en el principio de buena fe de las partes.

Solicitud de seguro y declaración del riesgo.

Previamente a la firma de la póliza, la entidad Aseguradora somete al Asegurado (y, en su caso, al Tomador) a un cuestionario en el documento denominado “Solicitud de su seguros" con el objetivo de evaluar el riesgo que se asegura.

La cobertura de la póliza estará basada en las declaraciones del Tomador y de los Asegurados en el cuestionario que la entidad Aseguradora les realice. Entre otros aspectos, el cuestionario puede contener declaraciones de salud de los Asegurados, a veces un informe de reconocimiento médico, aspectos sobre su actividad profesional y demás datos personales.

Estas declaraciones permiten al Asegurador evaluar el riesgo cuya cobertura se le solicita y considerar si es o no asegurable, así como determinar la prima aplicable.

Además, la entidad requiere una actualización constante de los datos necesarios para evaluar el riesgo. De este modo, el Tomador del seguro o, en su caso, el Asegurado, deberá comunicar a la entidad Aseguradora, tan pronto como le sea posible, todas las circunstancias sobrevenidas que puedan afectar a la magnitud del riesgo Asegurado o agravarlo.

Condiciones Particulares.

El seguro es probablemente, uno de los productos más “a medida» del cliente que se pueden encontrar en el mercado.

En el caso de los seguros de vida ahorro la personalización de las condiciones y características del seguro da lugar a la configuración de un protocolo.

Entre algunas personalizaciones posibles, figuran los protocolos que no prevén capitales de fallecimiento y que dan lugar a rentas vitalicias puras, sin derecho de rescate pero con rendimientos muy interesantes para sus titulares sin dependientes.

Además, la forma de percibir el capital del seguro también puede diferir. Existen dos tipos de prestaciones básicas:

  • En forma de capital.

  • En forma de renta (de forma vitalicia o temporal o de forma inmediata o diferida).

volver arriba


Algunas figuras típicas de los seguros de vida–ahorro.

Derecho de Rescate.

Una característica de algunos seguros de vida ahorro es el derecho que otorgan al Tomador para disponer anticipadamente del capital ahorrado antes de lo previsto. Esto es lo que se denomina derecho de rescate.

La posibilidad de recuperar una determinada cantidad de dinero en efectivo antes de la fecha prefijada en la póliza es una de las cualidades más características del seguro de vida y que supone una ventaja diferencial frente a otros productos de ahorro inversión.

El derecho al rescate total de la póliza se podrá ejercer en cualquier momento de la vida de la misma. No obstante, desde ese instante el contrato quedaría extinguido. Es habitual que estos productos permitan al Tomador efectuar rescates parciales.

Provisiones matemáticas.

Las provisiones matemáticas son las cantidades que las entidades Aseguradoras mantienen para hacer frente al cumplimiento de las obligaciones contraídas con los Tomadores y Asegurados.

Rentabilidad de los seguros de vida ahorro.

Una de las características de los seguros de vida ahorro es que, con carácter general, ofrecen una rentabilidad mínima garantizada al Asegurado, expresada como el denominado “tipo de interés técnico» del seguro. Es decir, el interés técnico es la expresión que designa la rentabilidad interna que se garantiza en la póliza para el ahorro acumulado. Obtener esta rentabilidad es labor de la compañía de seguros, por lo que define el rédito mínimo que el cliente del seguro de vida obtiene por el ahorro.

Además de la garantía de rentabilidad mencionada, algunos seguros y entidades ofrecen la posibilidad de reforzar ese interés garantizado con una cláusula de participación en los beneficios que el capital depositado haya generado.

volver arriba

Email. info@sgnetwork.es | ©2012 |